Sé parte de la solución, no del problema

Cuando una persona en la comunidad es conocida por ser “activista animal”, generalmente se convierte para el ojo público en el “acumulador de perros o gatos”,  en la persona que tiene tiempo y dinero ilimitados y se puede dar el “lujo” de  rescatar a todos los animales del mundo.

Nadie, ni siquiera la organización pro animal más poderosa, tiene la capacidad de poder salvar a todos los animales… mucho menos un par de personas.

Beto y yo junto a la actriz Sylvia Pasquel y muchos más compañeros activistas en un evento para exigir derechos para los animales en Nuevo León. 2011

Cuando vivíamos en Monterrey, en nuestra comunidad ya nos conocían por ser los “animalistas”, por lo que era común recibir mensajes de conocidos -y no tan conocidos- cuando veían a algún animalito en situación de calle o maltrato . Lo que mucha gente no entendía es que, a pesar que colaborábamos con asociaciones civiles pro animal, nosotros no éramos una, ambos teníamos trabajos de tiempo completo, así como otras responsabilidades, compromisos y vida social como cualquier otra persona. Hacíamos rescates cuando teníamos la oportunidad y también dábamos hogar temporal cuando se podía.

Estas personas no entendían que nuestros recursos (tiempo, dinero, espacio y energía) son limitados, como las de cualquier persona. Y tampoco entendían que el “echarle la bolita” a alguien más, sin tomar acción ni responsabilidad ante una situación de injusticia, no era ser proactivo ni ser parte de la solución, sino del problema.

Honestamente, yo consideraba una pérdida de tiempo tener que redactar y responder a cada mensaje dando la miiiiisma explicación y a la vez tratar de crear conciencia sobre la participación ciudadana, así que para simplificar el proceso lo que hice fue un “formato de respuesta” basado en nuestra experiencia. Y así respondía:

Hola! Este tipo de situaciones en México son más complicadas de lo que se piensas… Si fuera tan sencillo de resolver tan solo mandando un mensaje diciendo: “aquí hay varios perros abandonados, vengan por ellos y sálvenlos”, no hubiera animalitos en situación de calle… El asunto es mucho más complejo, difícil y profundo.

Para poder “medio controlar” la situación es necesaria la cooperación y apoyo de la comunidad, ya que las asociaciones civiles no se dan abasto. Muchas veces se piensa que dichas asociaciones son ” empresas” y tienen muchos recursos (económicos, humano, infraestructura, etc.) y la realidad es otra, generalmente son grupos de voluntarios (personas como tú o como yo, que tenemos trabajos, familia, etc…) que ACTÚAN con lo poco o mucho que pueden por la causa en la que creen.

Te platico de una ocasión que trabajé de la mano con Fundación Luca en un rescate masivo. Yo trabajaba en una planta manufacturera en Guadalupe, relativamente cerca de las “marraneras”, y me di cuenta que había demasiados perros con una calidad de vida muy baja (algunos muy flaquitos, otros con enfermedades de la piel, pulgas, con alguna patita rota, etc..) si hubiera llamado a cualquier asociación para que fueran por ellos, probablemente me hubieran ignorado (con sobrada razón) porque no tienen los recursos para esa magnitud y además, llamadas como la que yo hubiera hecho, tienen muchísimas al día (¡me consta! De tantos años de ser voluntaria y activista).

Sin embargo, yo tampoco podía sola con ese caso dada su magnitud, por lo tanto, entre Fundación Luca y una servidora trabajamos en conjunto para sacar adelante esta situación… Durante un par de meses, al salir del trabajo me iba “a las marraneras” a darles de comer a los perros (yo compraba la comida), para tratar de que me tomaran confianza para que fuera más fácil el rescate, también hacía labor de convencimiento con la gente, “dueña” de esos animales, para que cuando se hiciera el rescate no se opusieran. Así estuve un par de meses hasta que ya me tenían confianza, tanto los perros como las personas; posteriormente acordé con Luca una fecha y hora para hacer el rescate, donde obviamente yo tenía que estar presente para apoyar. Se tuvieron que hacer 2 sesiones de rescate (las cuales por todo el trabajo realizado previamente fueron relativamente “sencillas”) porque eran muchos animales… ¡Logramos rescatar 20 perros! Por este caso masivo y muchos más le estoy infinitamente agradecida a Fundación Luca y toda la gente que colabora ahí.

Lo que trato de decir es que es necesaria nuestra participación ACTIVA en conjunto con las asociaciones y el gobierno para disminuir/erradicar esta grave e injusta situación de los animalitos en situación de calle, abandono y maltrato; si de verdad te interesa la causa y sientes compasión por lo animales, hay que ACTUAR; si tú llegas con una propuesta de ACCIÓN – SOLUCIÓN con una asociación, gobierno, etc., las probabilidades de que la respuesta sea positiva son altísimas, sin embargo, es necesaria TU partipación proactiva.

Gracias y saludos =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s